Como me estoy cansando de hacer listas cada año de nuevos y buenos propósitos , este año voy a hacer algo diferente, a ver qué pasa : una lista de cosas que NO pienso hacer este año.listano

Algunos dicen que hay que eliminar la palabra NO de nuestro vocabulario, que el NO limita, especialmente a los niños, pero pienso que a veces precisamente hay que limitar lo que no nos beneficia o más bien nos perjudica.

Voy a compartir con ustedes algunos no propósitos , puede que se identifiquen con alguno de ellos:

  • NO  voy a mover el coche durante los días previos al día de Reyes 🙁
  • NO voy a dejar el móvil encendido por las noches
  • NO voy a trabajar los fines de semana
  • NO me cortaré el pelo en los próximos meses
  • se acabó comer dulces por las noches,…

Como se imaginarán, cuando dejamos de hacer algo que de alguna manera cumple una función ( como usar el coche) , o se ha convertido en un hábito, ( como comer dulces por las noches ), tenemos que buscar una conducta alternativa, y adaptarla a nuestro estilo de vida , que puede ser usar el transporte público , para lo cual hay que planificarse según horarios. Y en el caso de comer dulces, habrá que tener a mano frutas que también sean sabrosas o algo similar.

Pero no se confundan : esto último NO es añadir un elemento nuevo, sino que es imprescindible sacar otro previamente que no funciona y sustituirlo. Así es como el sistema funciona 😛

En fin, que tengan una feliz noche de Reyes y muchos regalos , y que puedan no cumplir muchos propósitos para este año 🙂

Tengo un amigo que ha intentado como tres veces dejar de fumar. Está muy motivado y  concienciado de lo que perjudica  su salud y los de su alrededor  y realmente está empezando a tener problemas de salud relacionados con el tabaco, pero siempre recae. Le frustra mucho y siente que nunca va a conseguirlo.

¿Por qué si la gente está tan motivada a cambiar les cuesta tanto hacerlo?¿No dicen que hace más el quiere que el que puede? Quizá no saben cómo o sus expectativas sobre cómo iba a cambiar sus vidas no se corresponden con lo que realmente llega después.

Pensar de forma realista en los obstáculos que me voy a encontrar y en cómo afrontarlos me ayuda a aumentar mi sensación de cigarette-296713_640 (1)control sobre la situación .Realmente no puedo tener el control absoluto, pero me siento con control, y eso es lo que importa para seguir adelante con el cambio.

Para identificar los posibles obstáculos necesitamos :

  1. Conocer el entorno y conocernos  a nosotros/as  mismos/as. Por ejemplo si quiero dejar de fumar, me conviene revisar cuál es la carga de estrés que preveo en los próximos meses, tanto laboral como personal, para saber si ahora es un buen momento para empezar o si me va a costar más de lo que yo  esperaba .Por otro lado, si me conozco lo suficiente y conozco mis necesidades sabré si utilizo el hábito de fumar para aliviar el estrés o si no fumamos más en condiciones de estrés sino que fundamentalmente nos ayuda a  relacionarnos los fines de semana.
  2. Buscar una estrategia alternativa  o un recurso distinto para satisfacer nuestras  necesidades , un “plan B”. Si reconozco que fumo más cuando estoy bajo presión , iré entrenando una forma alternativa de relajarme incluso antes de empezar a abandonar el hábito . Es importante que esta conducta alternativa se  pueda realizar en las mismas circunstancias que fumar (sin salir del lugar de trabajo o sin necesitar a otras personas ) como  apretar una pelota , ver un video gracioso en internet  o aplicarnos un automasaje : es bueno probar  planes B,C,D,E … hasta quedarnos con el que nos funciona.

 Lo mismo podemos podemos aplicar  a otros cambios que afrontamos en la vida , como pasar de trabajador/a por cuenta ajena  a autónomos/as . Aquí por ejemplo podemos preveer dificultades económicas, organizativas , falta de tiempo, … por lo que puedo ir pensando en  una fuente complementaria de ingresos, personas con las que pueda compartir tareas,etc.

Por lo demás , el hueco que queda entre nuestro plan de acción y lo que realmente ocurre con sus resultados se “rellena” con confianza : en nuestra capacidad para tomar decisiones , para generar nuevos caminos y para aceptar los imprevistos.

Pasos lentos pero seguros para cambios que aunque pequeños, sean estables.

Hoy me he sorprendido a mí misma. Estaba utilizando el ordenador, en un momento dado me he levantado y cuando he vuelto y me he sentado dispuesta a continuar.. no sabía por dónde. Tenía abierta la página de facebook, un chat de gmail y un artículo  que estaba leyendo. Reconocía que ese artículo lo había estado leyendo , pero no era capaz de recordar en qué parte me había quedado,qué texto había leido ya y cuál no…

Me estoy dando de cuenta de que tenemos tanta información alrededor, y queremos engullir tanta a la vez que nos cuesta concentrarnos en por ejemplo, extraer la esencia de un solo texto. Preferimos leer varias cosas aunque-sea-por-encima y esto lo acabamos pensando casi todos los momentos en que vamos a leer algo.

Leer tan rápido en la web no sería posible sin la Lectura Diagonal: . Según Wikipedia, “En lectura diagonal el lector solamente lee los pasajes especiales de un texto, como títulos, la primer frase de un párrafo, palabras acentuados tipográficamente (negrito, cursivo), párrafos importantes (resumen, conclusión) y conclusiones («por eso») Se llama lectura diagonal porque la mirada se mueve rápidamente de la esquina de izquierda y arriba a la esquina de derecha y abajo. De ese modo es posible leer un texto muy rápido a expensas de detalles y comprensión del estilo. Esta técnica es usada especialmente al leer páginas web  (…).” De hecho muchas páginas están preparadas para una lectura diagonal.

A mí la lectura diagonal me permite leer , revisar  , mucha información en poco tiempo y , como exige aplicar poca atención, muchas veces puedes hacer de forma casi simultánea  otras tareas ( chatear, consultar el extracto de la cuenta bancaria,etc) . Eso sí, cuando acostumbrada a leer así tengo que enfrentarme  a un texto sin estos formatos,  dentro o fuera de la web y sin permitirme distracciones  tengo que reconocer que me cuesta más trabajo que antes

  Dicen que nuestros hábitos de lectura están cambiando. La lectura es        menos reflexiva y pausada, más visual, parece que la información entra    sola, no hay que buscarla. Si no piensen en los anuncios publicitarios de Internet, que algunos casi invaden la pantalla…

¿Y tú?¿ Cuántas páginas a parte de ésta tienes abiertas en tu navegador?    Cuánto has tardado en leer este post?Cuánto crees que recordarás   mañana?