Me pasa  muchas veces como a  muchos/as compañeros/as de profesión : la gente de tu entorno ( familia, amigos), saben que eres psicólogo/a y por tanto esperan que por ello seas más paciente, más amable, que no te enfades o que siempre estás dispuesto/a a ofrecer consejo.

Primero decir que la formación en Psicología aporta una serie de técnicas ,conocimientos y actitudes para aplicar dentro del contexto de un tratamiento, tal y como los cirujanos aprenden a operar una rodilla. Pero ello que implica necesariamente que sus rodillas estén sanas.rodilla

Antes que profesionales , hemos sido personas tales y como otras, arrastrando nuestras experiencias , dificultades , relaciones y demás trabas que son lo que forman la personalidad.

Porque la personalidad no la determina pertenecer a un colectivo profesional determinado . Si acaso esto puede influir sobre la visión de las cosas, de los demás, de las situaciones y tampoco siempre ocurre así. Y además cada uno/a lo integra a su manera. Ante un determinado problema o conflicto enla vida cotidina, hay compañeros/as  que tienden a hacer más hincapié en la responsabilidad, personas que se fijan más en las emociones que probablemente experimenta alguien o hay quien observa con más detenimiento los efectos y las consecuencias, dependiendo de su cómo entiendan su trabajo.

En este sentido a veces los propios  profesionales nuestros peores enemigos : nos ponemos un listón muy alto y nos esforzamos por dar las respuestas asertivas o adecuadas  en cada momento y si no lo conseguimos nos culpabilizamos por ello, e incluso esto puede llevarte a sentir que eres peor profesional o que no te lo tomas demasiado en serio.

Desde mi punto de vista el rol no te hace de por sí controlar mejor lo que sientes , lo que dices o lo que haces. Simplemente y según el caso puede ayudarte a darte cuenta que lo que estás sintiendo está ahí, y de cómo te puede estar afectando. Esto lo entrenamos más que nada para poder separar los prejuicios y todo aquello que nos revuelven las personas con las que trabajamos de la auténtica terapia, porque no si no no podríamos ser obejtivos/as y se perfería la eficacia.

A fin de cuentas : si tienen amigos o familiares que pertenezcan al gremio, no esperen que,  al cerrar la puerta del despacho o al salir de su trabajo ,su comportamiento sea diferente al de cualquier otra persona, ni les reprochen que ésto no sea así ( se pueden enfadar mucho): tienen el mismo derecho a comportarse en ocasiones como personas inmaduras, egoístas, pasivas,  celosas, caprichosas o vulnerables . Y el que un amigo o conocido  les proporcionen o no un consejo «como psicólogo/a» dependerá de si él o ella considera que ha terminado o no su jornada laboral.

El sábado entré a una tienda para comprarme una camiseta.

Me considero una persona de complexión media, bastante habitual .  Y la camiseta que me gustaba no me entraba. Cuando pregunté a la dependienta si tenía más tallas me dijo que no, que era «talla única». He observado últimamente que hay bastante prendas de talla única.

T-shirt_(HotPink).svg

Me pregunto cómo se sentiría una persona mínimente insegura si le dicen que no es válida para la única talla que venden de un artículo. Parece una tontería , pero el mensaje de la talla única puede recibirse como : » ésta es la talla única, verdadera. Si no te sirve esta talla no eres persona válida, porque a todas las personas debería servirle. Por eso no hay más tallas «. Estaríamos dando por hecho que lo «normal»  se correspondería con una única talla, una única medida . Todas las personas a las que no les sirva ésta, quedan excluidos/as, rechazados/as. Con lo cual pueden necesitar un esfuerzo extra respecto de los demás para superar su inseguridad y no crearse una imagen personal permanentemente negativa.

Ya no sólo las personas que visten con tallas por encima o por debajo de un rango habitual pueden sentirse discriminadas,sino que somos capaces de estrecharlo hasta llegar a una única posibilidad , un único molde.

Se ha luchado mucho para que el derecho a la diversidad quede reflejado en todos los escenarios sociales, no solamente en la imagen física. Pero hay muchas opciones que se siguen dando por hecho, como si fueran universales, cuando sólo son una opción más entre muchas. Sé que es una cuestión de educación. Inconscientemente, cuando vemos a una persona damos por hecho que es heterosexual, tiene ( o ha tenido ) un padre y una madre, y que cuenta por ejemplo con todos los órganos en  su cuerpo.

Recordemos que cualquiera de nosotros/as puede sentir que se queda fuera en cualquier momento, todo depende del criterio que utilicemos caprichosamente como «único» o «normal».

Desde esta entrada animo a las marcas a que prescindan de la talla única, porque obviamente es imposible que una única talla sirva para todas las personas. Si no pueden fabricar para abarcar un mínimo de tallas , que no fabriquen esa prenda. Que no intenten tomarnos el pelo.

Me gustaría saber si soy la única que piensa así. Reflexionen sobre cuántos pequeños detalles nos encontramos en la vida diaria que nos presionan para que no nos mostremos como diferentes, cuando lo que nos hace diferentes también nos hace auténticos y especiales.