Pensar que no se puede cambiar es una de las creencias más limitantes que tenemos; muchas veces pensamos que no es posible, cuando ni siquiera lo hemos intentado.

Estamos rodeados de cambios: el día, la noche, las estaciones del año, cumplimos años, la tecnología avanza, etc., y todos se asumen con total naturalidad, pero ¿qué pasa con los cambios que se producen en nuestra vida?, tanto los que decidimos hacer nosotros, como los que los demás hacen en su vida.

Nos planteamos dar un giro de 180º en nuestra vida, ¿es fácil de asumir?, realmente podemos cambiar, pero cambiar una característica de nuestra personalidad es un proceso que lleva un tiempo. Todas las personas cambiamos, evolucionamos con el tiempo. Al igual que la naturaleza, nosotros somos seres dinámicos y sufrimos procesos de evolución en el proceso de nuestra vida; dichos cambios simplemente suceden con el tiempo, a veces sin darnos cuenta, otros si son voluntarios pues decidimos mejorar algo. Esta evolución, simplemente es parte de nuestra experiencia vital y que vienen determinados por nuestras creencias, actitudes, valores, etc.

Y si cambiamos con el tiempo, sin ser conscientes a veces, ¿por qué no vamos a poder cambiar siendo conscientes?.  Si cambiamos sin buscarlo, ¿por qué no vamos a poder cambiar cuando lo que buscamos es el cambio?. Aprendemos a hablar, a leer, a escribir, a patinar, etc. La única diferencia está en que algunos son conscientes, otros no, unos son obligatorios, otros opcionales y son pocos los que deciden cambiar: porque no saben cómo, miedo a lo desconocido, miedo a lo que sucederá a nuestro alrededor (evidentemente nuestro cambio produce unos cambios en los demás……….

Las claves del cambio son:

  1. Creer en el cambio, creer que es posible.
  2. Aceptar la característica que se quiere cambiar, la aceptación es la condición previa al cambio. “No nos sentimos inclinados a cambiar aquellas cosas cuya realidad negamos”.
  3. Hacer todo lo posible, todo lo que encuentres y creas que te puede servir para cambiar hazlo. Si eres una persona tímida, intenta ser más sociable, poco a poco, al principio quizás no es cómodo, pero con el tiempo te irás  acostumbrando. Si no lo consigues al día siguiente, no pasa nada, date tiempo; recordemos,  Roma no se construyó en un día.

Nuestro comportamiento se sostiene con nuestras creencias, y nuestras creencias son toda la información que fuimos recibiendo desde pequeños y que se fue gravando en nuestro cerebro. El cambio no siempre es fácil, ya que hay comportamientos que están muy fuertemente arraigados a nuestro cerebro desde pequeños.

La dificultad del cambio depende tanto del tiempo que llevamos comportándonos de una misma manera, como del tipo de cambio de queramos hacer. Todo cambio es posible.

Sin embargo, ningún cambio que queramos hacer, será independiente a nuestras creencia, a medida que cambiamos nuestros hábitos, nuestra forma de hablar, nuestro comportamiento, se van modificando las creencias y viceversa.

En definitiva, todo cambio es posible. El que no se arriesga ni gana, ni pierde, se queda tal y como está. ¿Te quieres quedar como estas?

El estrés es una respuesta de alerta del organismo ante un posible peligro o amenaza. El cuerpo automáticamente se prepara mediante la liberación de hormonas para responder con una agresión o afrontamiento o una huida .

El estrés implica un sobreesfuerzo para el  organismo  programado para un corto periodo de tiempo.  Si mantenemos este estado de sobreesfuerzo más allá , porque no conseguimos los recursos necesarios , el cuerpo y la mente comienzan a agotarse .

En esta entrevista  identificamos  las señales de estrés en nuestro funcionamiento corporal y psicológico y las claves para actuar de cara a  prevenir que nuestra salud se vea comprometida.

 

Espacio Abierto Con Ada Prieto (2)

Hace poco hablaba con una chica acerca de otra persona . (Sí, reconozco, que chismorreo un poco, y quien diga que no lo hace permítame le acuse de poco sincero/a). Repasando mentalmente luego la conversación que tuvimos me paré en una frase que dijo : » tengo que reconocer que es más inteligente que yo» . Y yo me pregunto: primero , ¿ qué le hace pensar que es más inteligente que ella? y segundo : qué significado tendrá para esta muchacha la inteligencia?

Lo cierto es que en una cena anterior, esta persona había demostrado un conocimiento bastante amplio sobre cine, historia y alguna cosa más, pero es eso ser inteligente?¿O es ser culto/cultivado/interesado temas particulares?

Lo mismo ocurre con la gente que vemos que habla muy bien, o que sacan unos chistes brillantes de cualquier coincidencia,  que son muy observadores , o se les da muy bien encontrar juegos de palabras y relacionar conceptos. Son personas especial y llamativamente hábiles en determinadas cosas, pero eso les hace más inteligentes?

¿En qué piensan ustedes si les digo que piensen en personas inteligentes ?¿Qué es para ustedes la inteligencia?

Si queremos ser exactos, la inteligencia es la capacidad para resolver problemas. Así de simple. Y está «compuesta» por diferentes «inteligencias». Las clasificaciones más recientes hablan de 7 capacidades  que operan al mismo tiempo pero de forma independiente:

  1. Inteligencia lingüística .  Facilidad para escribir, leer, contar cuentos o hacer crucigramas.
  2. Inteligencia Lógica-matemática. . Facilidad para la resolución de problemas aritméticos, juegos de estrategia y experimentos.
  3. Inteligencia Corporal y Cinética. Facilidad para procesar el conocimiento a través de las sensaciones corporales.
  4. Inteligencia Visual y espacial.  Capacidad para pensar  en imágenes y dibujos, resolver rompecabezas, dedican el tiempo libre a dibujar, prefieren juegos constructivos, etc.
  5. Inteligencia Musical. Los menores se manifiestan frecuentemente con canciones y sonidos. Identifican con facilidad los sonidos.
  6. Inteligencia Interpersonal (inteligencia social). Capacidad de comunicación y liderazgo, capacidad para  entender los sentimientos de los demás y proyectar con facilidad las relaciones interpersonales.
  7. Inteligencia Intrapersonal.  Capacidad de una persona para  conocerse a sí mismo: sus reacciones, emociones ,vida interior..

Las personas generalmente no son inteligentes porque destaquen en todas al mismo tiempo ( aunque para descartar el retraso mental se espera un rendimiento mínimo). Unas personas destacan más en unas áreas que en otras. Pero cuanto más visible o evidente nos resulte esa faceta, más inteligentes nos parecerán.

Es importante tener esto en cuenta cuando nos comparamos con otras personas, porque según qué entendamos por inteligencia saldremos mejor o peor parados. Muchas personas deterioran su autoestima por tener un concepto equivocado de lo que es ser “inteligente”. Recuerden que el lenguaje en sí mismo es una trampa, y cuanto más específicos sean los términos en los que hablamos, tendremos una imagen más realista y sana del mundo.

Además, no hay que olvidar que gran parte de la «inteligencia»  o las habilidades que tenemos son aquellas que hemos decidido desarrollar o cultivar, nosotros elegimos qué inteligencia queremos o nos interesa tener .

No quitemos importancia a lo que realmente es importante: recordando la definición anterior,  desde el momento en que nos adaptamos adecuadamente a nuestro medio social, laboral, familiar, cultural,… somos gente inteli-gente.