Son las nueve de la mañana. O las cuatro de la tarde. Estás sentado/a frente al ordenador y no hay maldita gana de trabajar. Tu ratón se va a las redes sociales, las noticias, la agenda, …o te distraes  hablando con los compañeros o simplemente estás pensando .

Además, estamos recuperando el ritmo después del paréntesis navideño , que sin dejar daburridoe ser estresante, era diferente.

Sabes que todo eso debe terminar pronto porque hay cosas que hacer. Claro que tampoco son urgentes…

Te decides a ponerte en marcha, pero ¿ de dónde sacas la  energía?

  1. Levántante y anda. JC, nuestro primer coach  lo tenía claro : muévete, estírate un poco y aprovecha para beber un poco de agua.

  2. Piensa en cómo te sientes después de una jornada o un día bien aprovechado : satisfecho/a no? Quédate con esa sensación.

  3. Haz una lista de objetivos para hoy. Asígnales un tiempo y un horario, e incluye algún descanso.

  4. Comienza por las tareas más asequibles o sencillas para ti , en lo que vas cogiendo el ritmo. Cuando llegues a las más complejas estarás más motivado/a.

  5. Revisa con qué frecuencia te sientes desganado/a o falto/a de energía para trabajar y en qué situaciones te ocurre más . Puede que necesites valorar cómo vas de vitaminas , o quizá  el contenido de tu trabajo no sea lo suficientemente estimulante para ti o puede que  necesites más información.

Pues eso, que tengan una buena y productiva jornada 🙂

… Al final somos energía, de ésa que desprende calor, que nos  mueve para hacer, sentir cosas y crear cosas y que se comunica de una fuente a otra.

Al margen de nuestra energía pueda cambiar de positiva a negativa o algo así, pienso que como organismos nos cargamos y descargamos de energía vital. Como las baterías de los móviles o del portátil, vamos.

www.flickr.com

www.flickr.com

Tomamos energía de elementos físicos, como el alimento, el agua, el oxígeno. Pero también hay otras cosas en nuestro entorno que pueden hacer que sintamos que ganamos o perdemos esa energía vital. Perdemos energía no sólo cuando estamos cansados física o mentalmente, ni tampoco la ganamos siempre por descansar. Estamos perdiendo energía cuando nos falta motivación o fuerzas para continuar o para empezar algo nuevo debido al cansancio emocional acumulado.

Creo que es un ejercicio muy sano observar en el día por dónde perdemos energía y cómo la recargamos , porque también nos diferenciamos en eso : no todas las personas descargan y cargan su batería de la misma forma. En cualquier caso aquí van algunos agujeros habituales por los que se nos puede colar la energía:

  •  Conflictos con otras personas: compañeros/as o jefes/as , familia, pareja,… La energía se nos va simplemente en odiarlos, en sentir lo injustos/as que son, en  intentar cambiarles,..
  •  Preocupaciones recurrentes : lo que puede pasar (o no) . Independientemente de que hagamos algo al respecto.
  •  Los imprevistos continuos y reaccionar ante ellos de forma intensa (preocupándonos mucho).

¿Qué tienen en común todas estas situaciones?  Igual ya lo han deducido: no es lo mismo invertir energía y conseguir un resultado, que en ese caso la energía se vuelve a recargar en forma de satisfacción, que gastarla en lo inútil, porque entonces sí que la perdemos, la derrochamos.

Por otro lado, ¿qué puede cargarnos de energía?

  • Sentir el sol. En la piel, en la cara  en el cuerpo.
  • Hacer cosas que nos hagan sentir bien.
  • Compartir tiempo con personas con las que nos sentimos bien.
  • Comportarnos de forma coherente con lo que pensamos y sentimos.

Generalmente andamos tan ocupados/as que no nos damos cuenta de por dónde va nuestra  reserva  de energía, hasta que está punto de vaciarse del todo, y claro entonces cuesta más llenarla hasta un nivel suficiente como para seguir avanzando. Vigila y renueva tu energía, tú sabes cuándo lo necesitas.

 

En Espacio Abierto hemos descubierto las Técnicas de Liberación Emocional .  He aprendido que aplicando suaves golpecitos ( tapping) en puntos del cuerpo que se utilizan para la acupuntura ,  al mismo que revisamos y profundizamos en nuestras creencias podemos influir en nuestras emociones. Y así facilitar el cambio , el crecimiento .

Arminda Marrero es facilitadora y formadora en EFT y ha colaborado con nosotras impartiendo formación en esta técnica . Nos ha contestado amablemente a algunas primeras preguntas que se nos pueden ocurrir cuando pensamos en EFT:

ESPACIO ABIERTO : Arminda , ¿ Cómo tomaste contacto con EFT?

ARMINDA : Pues tomé contacto por vía Internet hace 4 años y medio, mientras navegaba una noche cuando ya estaba en la búsqueda de algo diferente a lo que ya conocía dado que estaba pasando por un momento de angustia y desesperación. Quería algo que me ayudara a «gestionarme» que no fuera más de lo mismo. Hoy me sigo especializando en ello y disfruto mucho con lo que hago.

EA: ¿Para qué sirve EFT?

AR:  Eft es una herramienta de gestión emocional y física, con la cual te permite equilibrar el campo energético y combina cuerpo, mente y emoción a la vez. Actúa en nuestro cuerpo desbloqueando aquel problema que nos impide tener un estado de salud optimo

EA: ¿ Por qué funciona EFT?

AR: Eft funciona porque es una herramienta tan simple a la vez que poderosa, que mientras hacemos «tapping» unos ligeros golpecitos, encima de algunos puntos de acupuntura y verbalizamos el problema , jugamos con ambos hemisferios cerebrales y vamos a resolver desde el inconsciente. Realmente no necesitas creer o no en la técnica, va a funcionar igual.

EA: ¿Qué necesidades tienen las personas que reciben EFT?

AR: Cada persona viene por una necesidad o carencia determinada, y pienso que nadie está libre de llenarnos siempre de alguna ayuda extra, como dije antes sirve tanto para problemas emocionales «fobias, estres, angustia, ansiedad, insomnio, duelos, adicciones, etc… como problemas físicos, «dolores, problemas cutáneos, inmovilidad, etc. EFT es una herramienta para utilizar en «todo» lo que tú seas capazas y te des permiso de probar.

EA: ¿cómo saber más sobre EFT?

AR: Me pueden seguir en:

Facebook: https://www.facebook.com/EFTapping

Twitter: https://twitter.com/ArmindaMarrero

Blog: http://eftarmindamarrero.blogspot.com.es/
Y si quieren recibir mi boletín semanal, me pueden escribir a: armindamarrero@gmail.com

  • Gracias Arminda, te seguiremos!